Colaborar con los padres se ha hecho viral- Parte 2


Ashley Weir sirve como Ministro de niños en FBC Corsicana. Ésta es la segunda parte de una serie acerca de colaborar con padres durante la pandemia COVID-19. Haga clic aquí para ver la primera parte.  

En la primera parte de Colaborar con los padres se ha hecho viral hablé acerca de establecer plataformas de comunicación con y recursos para padres. Mencioné la importancia de mantener las rutinas al proveer contenido, así como recursos para que los padres hablen con sus hijos acerca del virus. Por último, hablamos de estar disponibles para satisfacer las necesidades de salud mental y emocional de los padres y los niños. Este artículo dará más detalles respecto a eso además de recursos no relacionados con la iglesia.   

Equipe a los padres a hablar acerca de y ayudar a sus niños a procesar sus emociones durante este tiempo.  

Pienso que esto es algo también va a ser importante para nosotros como adultos. No debemos vivir en temor; está bien el sentir y experimentar nuestras propias emociones. Lo que importa es cómo respondemos a esas emociones. Ahora, más que nunca, debemos estar conscientes de la salud mental de nuestros padres, nuestros niños, y la nuestra. No estamos diseñados para vivir aislados; hemos sido creados para vivir en comunidad. Habrá muchas emociones que procesar. Sepa que los Bautistas de Texas tienen a personas como la directora de los Servicios de Consejería, Katie Swafford, para ayudar a conectarnos con recursos respecto a la salud mental. 

Los expertos no son la única opción para ayudar a nuestros niños a procesar emociones. Los padres pueden ser vitales al ayudar a sus hijos cuando están preparado. Por ejemplo, he exhortado a nuestros padres a que sus hijos escriban en un diario cada día. Para empezar, estos son tiempos históricos y documentar en un diario ayudará a los niños a recordar todos los eventos que sucedieron durante este tiempo. Segundo, es una gran manera de procesar emociones y sentimientos. Otra gran manera vino de una consejera con quien me reúno con regularidad. Un día, ella me dio una rueda de sentimientos. La rueda de sentimientos ha sido tremendamente útil al identificar con mayor profundidad la emoción que está siendo experimentada. Podemos animar a los padres a hablar con sus hijos acerca de cómo se siente esa emoción. Algún diálogo útil puede ser dónde la sienten en su cuerpo, si es cálida o tierna, o dura y fría. Anime a los padres a permitir que sus niños describan la emoción en tanto detalle como les sea posible.

Estas cosas también ayudarán a los niños con su escritura, vocabulario, y el procesar emociones. Los niños que no puedan escribir deben ser animados a grabarlos hablando de sus emociones. Haga esta actividad cada día para documentar lo que se hizo durante este tiempo. Esto es algo que podemos animar a que los padres hagan por sí mismos. Todos necesitaremos cosas para mantener nuestra sanidad durante este tiempo. Creo que Dios nos dio estas emociones y no debemos huir de ellas. En vez, abrazarlas, sentirlas, entenderlas, y responder de manera apropiada.

Las guías para conversación a continuación le ayudarán con este tema:

* Al entrar a estas páginas en el Internet, haga clic en el botón derecho de su mouse, y presione translate to español para traducir el contenido de la página al español.

Provea actividades y recursos que no tengan que ver con la iglesia.

Los padres de repente se encuentran que son los proveedores de la guardería y maestros. Para algunos padres esto es naturaleza de segunda mano. Para otros padres, éste es el desafío más difícil. Publique ideas y recursos para otras actividades en sus plataformas. Una gran mayoría de organizaciones y personas se están uniendo para proveer recursos gratis para ayudar a los padres durante este tiempo. Cuando se encuentre con algo, compártalo con sus padres.

Tengo una mamá que es maestra y ella planificó el día para sus niños con actividades y enlaces. Entonces, lo volví a compartir en el grupo para que los otros padres lo vieran. Ésta es otra manera de aprovechar y permitir que otras personas en su iglesia usen sus dones y habilidades. Dependa de esas maestras. Prepare una lista de maestros en su congregación (con permiso de ellos), lo que enseñan o han enseñado, y provea su información de contacto para que puedan ayudar a los niños durante este tiempo. Además, recuérdeles actividades simples, como construir un fuerte, jugar al esconder, hornear un pastel, y escribir cartas a centros de envejecientes que no estén permitiendo visitas.  La lista puede ser extensa, pero aquí hay algunas cosas que he compartido:

*Estas páginas se pueden traducir al español.  

Por último, ¡no se olvide de respirar! Respire en cuatro segundos, aguante la respiración por cuatro segundos, exhale en cuatro segundos, aguante la respiración por cuatro segundos, y repita. Dios está en control y siempre lo estará. Él nos guiará durante este tiempo y más allá. Simplemente tenemos que vivir un momento, una hora, un día, y una semana a la vez. Descanse en Él, y esté abierto a lo que Él desea que aprendamos durante esta temporada inesperada. Permita que Su amor sea lo que se haga viral.


Nota: Algunos sitios web vinculados en este artículo es posible que no estén disponibles en español.

Read more articles in: es covid 19,