El gobernador Abbott proclama una nueva Orden Ejecutiva para comenzar la reapertura de Texas


El lunes 27 de abril, el gobernador Greg Abbott anunció que permitirá que la Orden Ejecutiva GA-16 (la Orden Ejecutiva anterior) expire al final del mes. Será reemplazada por la Orden Ejecutiva GA-18 (la nueva Orden Ejecutiva). Esta nueva Orden Ejecutiva entrará en vigencia comenzando el 1 de mayo. Bajo la nueva Orden Ejecutiva, Texas entrará en la "Fase 1" de la reapertura de negocios por todo el estado. Si todo sale bien, Texas podrá moverse a la "Fase 2" de la reapertura de la economía de Texas tan pronto como el 18 de mayo.

Bajo la nueva Orden Ejecutiva, negocios, restaurantes, cines/teatros, y centros comerciales podrán reabrir comenzando este viernes.  Bibliotecas, museos, y deportes al aire libre abrirán en base limitada. Además, la "reanudación de servicios" está restringida al 25% de la ocupación en cualquier momento en particular. El gobernador Abbott dijo que la ocupación máxima para estos negocios será aumentada al 50% cuando comience la Fase 2. En condados con menos de cinco casos del COVID-19, según informado en cumplimiento con las normas de los Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas, se permitirá en la reapertura de servicios en la Fase 1 el 50% de ocupación. El gobernador Abbott dijo que esto aplica a la mita de los condados en Texas. Sin embargo, bajo la nueva Orden Ejecutiva, las barberías, salones de belleza, y gimnasios permanecerán cerrados. Abbott espera reabrir estos negocios durante la Fase 2 y se siente optimista de que la Fase 2 pueda comenzar a mediados del mes de mayo.    

La nueva Orden Ejecutiva también menciona específicamente a las iglesias o templos. Las iglesias todavía están definidas como "servicios esenciales" y se les permite permanecer abiertas durante la nueva Orden Ejecutiva. Junto a la nueva Orden Ejecutiva, el gobernador Abbott y el Procurador General Ken Paxton han actualizado la "Guía para Iglesias/Templos durante la reapertura de Texas".  Haga clic aquí para ver el documento.

Debido a que las iglesias son "servicios esenciales" y no "servicios reabiertos" bajo la nueva Orden Ejecutiva, no se requiere que sigan las guías respecto a la ocupación, y no están sujetas a restricciones de ocupación. No obstante, los Protocolos de Normas Mínimas de Salud recomiendan que las iglesias "alternen bancas entre los asistentes (una banca vacía entre medio)" y "mantengan por lo menos dos asientos vacíos (o seis pies de separación) entre personas que no pertenecen a la misma familia, a ambos lados". El resultado práctico de seguir estas recomendaciones es una reducción drástica en la ocupación máxima durante un servicio de adoración. La lista de cotejo de tres páginas de los Protocolos de Normas Mínimas de Salud para las iglesias se pueden leer aquí

La nueva Orden Ejecutiva no trató con campamentos. El gobernador Abbott dijo que su equipo está trabajando en planes para reanudar los campamentos de verano. Por el momento, los campamentos de iglesias en Texas continúan cerrados.

La nueva Orden Ejecutiva sustituye a cualquier orden local. Esto significa que, si una iglesia está localizada en un condado o ciudad con una Orden Ejecutiva más restringida, la Orden Ejecutiva del gobernador es la ley en control. Esto es buenas noticias para las iglesias porque provee claridad a nivel estatal. Si el gobernador hubiera permitido que la antigua Orden Ejecutiva expirara sin reemplazarla con una nueva, Texas se hubiera quedado con un enfoque fragmentado donde iglesias en diferentes ciudades reanudarían sus servicios bajo reglas diferentes. Las recomendaciones y los derechos para las iglesias en la nueva Orden Ejecutiva significan que las normas permanecen uniformes a lo largo de todo el estado de Texas.

El gobernador Abbott también enfatizó que, aunque ciertos negocios están autorizados a reabrir bajo la Fase 1, no se requiere que los negocios reanuden sus servicios. Algunas iglesias todavía pueden escoger no tener reuniones en persona durante unas semanas más para tomar los pasos necesarios para cumplir con los Protocolos de Normas Mínimas de Salud para las iglesias. La intención de este artículo es ayudar al personal ministerial y líderes de las iglesias a entender el cómo la nueva Orden Ejecutiva que entra en vigencia el 1 de mayo será aplicada a las iglesias en Texas, y ayudar a las iglesias a entender sus derechos bajo la ley. Este artículo no ofrece una opinión respecto a si una iglesia debe reanudar sus servicios en persona. Como lo especifica la "Guía para Iglesias/Templos": "iglesias/templos deben celebrar tantas actividades como les sea posible a distancia". Desde un punto de vista legal, el cuándo y cómo una iglesia en Texas puede volver a congregarse en persona es una decisión de esa congregación individual. Las iglesias deben considerar en oración si la acción permitida es la acción correcta. 

Haga clic aquí para ver el "Informe del Gobernador para abrir Texas" del 27 de abril en su totalidad.

El licenciado John Litzler dirige la división de ley para la iglesia para los Ministerios Cristianos Unidos en San Antonio. Él también sirve como consultante legal para BGCT para ayudar a las iglesias Bautistas de Texas a entender diversos asuntos legales.

Descargo de responsabilidad: Este artículo provee información general y un entendimiento general de la ley y no constituye consejo legal en específico. Al usar la página web de los Bautistas de Texas, usted entiende que no hay relación abogado/cliente entre usted/su iglesia y el autor y entre usted/su iglesia y la Convención Bautista General de Texas. Este artículo no debe ser usado como sustituto para consejo legal competente de un abogado licenciado profesional en su estado en su situación en específico.

Read more articles in: es covid 19,